Bezana cederá un terreno para instalar un punto limpio con planta de compostaje

Los grupos sacaron adelante la expropiación del terreno para ampliar el IES La Marina y una modificación para un nuevo espacio canino

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana sacó ayer adelante la cesión de un terreno municipal para la instalación de un punto limpio, un espacio que será pionero en Cantabria, porque incluirá una planta para compostaje. La medida se aprobó en el seno de una sesión ordinaria que incluyó otros asuntos de calado, como la modificación de una ordenanza para habilitar un espacio de esparcimiento canino o la expropiación de una parcela para la ampliación del IES La Marina. Estos se resolvieron con cierta fluidez, lo que no fue el caso de la moción de Ciudadanos para instar al Ayuntamiento a que muestre su apoyo al ordenamiento jurídico español. La medida no prosperó, pero sí caldeó el ambiente.

La aprobación de la cesión del terreno municipal por parte del Ayuntamiento a la empresa MARE servirá para dar cabida al primer punto limpio con planta de compostaje para podas de Cantabria. Este trámite forma parte del proceso que inició el Consistorio y la empresa pública y que se consolidó en la firma de un convenio hace unas semanas.

El punto limpio se ubicará en una finca municipal situada detrás del edificio Rada y ocupará una superficie de 8.034 metros cuadrados. Tras la redacción del proyecto, MARE adjudicó las obras a la empresa SENOR, con un coste superior al millón de euros, por lo que las previsiones es que pueda convertirse en una realidad a lo largo de este año.

El punto limpio se ubicará en una parcela de 8.034 metros cuadrados de superficie

Precisamente la ubicación del punto limpio fue lo que creó reticencias entre los grupos de la oposición. Por su parte, el portavoz del PP, Jesús Celada, aseguró que el punto limpio es algo «muy necesario», pero «no estamos de acuerdo con la ubicación» elegida y «entendemos que es una oportunidad perdida para los vecinos».

Tras su aprobación por comisión, el equipo de gobierno (PSOE-PRC-Unidas Podemos), ADVI, Ciudadanos y Vox sacaron adelante la cesión del terreno -salvo el PP, que se abstuvo-, siendo este trámite «la última parte del proceso», como indicó el alcalde, Alberto García Onandía, que también apostilló tratarse de una antigua reivindicación en el municipio.

También salió adelante la aprobación provisional de la expropiación de una parcela con el fin de destinarla a la ampliación del instituto La Marina y del futuro polideportivo. En este punto, la portavoz de ADVI consideró «ridículo» y «espantoso» el precio que, por ley, se pagará a los propietarios de los terrenos tras la expropiación. «Un asunto delicado, el del justiprecio», aseguró el portavoz de Vox, José Luis Vázquez, que vio como «legítimo» tener derecho a «una indemnización a un precio mayor». Sin embargo, resaltó su predisposición a favorecer un proceso como este, al tratarse de «interés general».

El alcalde respondió a las valoraciones de los miembros de la oposición y aseguró que «nosotros no podemos valorar el precio a lo que creamos sea justo, sino a lo legítimo». «Nos parecerá injusto, pero no hay otra forma posible», enfatizó. Al final, la propuesta fue aprobada por los votos a favor del equipo de gobierno y Vox. Ciudadanos, ADVI y PP, se abstuvieron.

Con ello, y tras desestimar las alegaciones presentadas por los vecinos, se dará traslado del acuerdo a la Crotu para que se proceda a su aprobación definitiva.

La modificación provisional de la ordenanza de convivencia ciudadana para habilitar un terreno de esparcimiento canino en el municipio también salió adelante gracias al apoyo de todos los grupos, salvo PP, que se abstuvo. La razón que esgrimió su portavoz fue que califican de «temeridad» que el futuro espacio de esparcimiento vaya a estar ubicado junto a un carril bici, cerca de la Autovía y, además, carezca de cerramiento.

Fuente: El Diario Montañés

A %d blogueros les gusta esto: