PP y PRC acusan a Bárcena de «mentir a los vecinos de Bezana»

El equipo de Gobierno dice que la presidenta de ADVI «no acepta el Estado de Derecho» y actúa «desde el resentimiento personal»

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Bezana acusó ayer a la presidenta y portavoz de la Agrupación de Vecinos Independiente (ADVI), Milagros Bárcena, de «mentir a los ciudadanos», «no aceptar el Estado de Derecho» y «actuar desde el resentimiento personal» en un duro comunicado firmado por el portavoz municipal, Juan José Rodríguez, que contesta de este modo a las reiteradas críticas que Bárcena ha venido realizando sobre la gestión municipal en las últimas semanas.

Rodríguez, que piensa que los vecinos de Bezana «llevan años sufriendo la incongruencia de sus opiniones, su desconocimiento jurídico y su incapacidad para aceptar las decisiones contrarias a sus intereses», se remite a las hemerotecas «para poder comprobar que su trayectoria política (la de Bárcena) se ha basado en la descalificación y en los ataques personales, sin que en ningún momento haya aportado pruebas o datos que corroboren sus acusaciones».

El portavoz de equipo de Gobierno recuerda que, en el año 2006, Bárcena «estaba de acuerdo con la aprobación de las Normas Subsidiarias presentadas por el equipo de Gobierno que gobernaba entonces -formado por el grupo socialista y ella misma- y, ahora niega el desarrollo de esas normas al oponerse a la aprobación de los Planes Parciales, tan necesarios para el desarrollo urbanístico del municipio».

Productividades

Respecto a la polémica sobre las productividades que cobran los funcionarios de este Ayuntamiento, Rodríguez recuerda que en 2006, «ella misma apoyó esta productividad, siempre que fuera destinada a todos los funcionarios» y ahora que todos los funcionarios cuentan con esta compensación económica, «la señora Bárcena cambia de criterio y decide recurrir la resoluciones que conceden el complemento de productividad».

Por otro lado, que Bárcena califique de ilegal la concesión de licencias en el caso concreto de la piscina de Bezana Lago «demuestra su «gran desconocimiento de la ley», porque «siempre que el solicitante cumpla con todos los requisitos a los que obliga la ley, el Ayuntamiento está obligado a tramitar y a aprobar las licencias».

Rodríguez, para quien Bárcena actúa «desde el resentimiento personal», resume así «el desarrollo político de una persona que miente, que engaña a los ciudadanos y que no acepta el Estado de Derecho». «Y esto es así -concluye- porque no asume aquellas resoluciones administrativas o judiciales que no son favorables a sus intereses políticos, al igual que niega la capacidad técnica y jurídica de aquellos otros órganos que revocan las resoluciones que sí le son favorables».

Fuente: El Diario Montañés

A %d blogueros les gusta esto: