Hoy declaran ante el juez los imputados por el ´caso Bezana Lago y Bezana Bella´

El ex alcalde, Velasco, el técnico municipal, el arquitecto y los constructores de las urbanizaciones, Rojo y Caravaza, están acusados de un delito de prevaricación

El ex alcalde del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana, Jerónimo Antonio Velasco -que llegó a gobernar el municipio durante seis legislaturas consecutivas- y los actuales arquitecto y técnico jurídico municipales, comparecerán hoy, martes, en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Santander (Las Salesas) en calidad de imputados por las supuestas irregularidades detectadas en las urbanizaciones Bezana Lago y Bezana Bella y que podrían ser constitutivas de sendos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio. Con ellos declararán también los responsables de las edificaciones, Javier Caravaza (Construcciones Caravaza Hildalgo) y José Manuel Toribio Rojo (Nueva Bezana).

Los cinco deberán aclarar al juez por qué se procedió a la construcción de áticos y bajos comerciales en las urbanizaciones cometiendo, con ello, un posible exceso de edificabilidad.

Como se recordará, el caso fue denunciado en septiembre de 2006 por la presidenta de la Agrupación de Vecinos Independiente de Bezana (ADVI), Milagros Bárcena, quien entendía que estos hechos, que se remontan a 1997 -cuando el ex alcalde y actual concejal del PP gobernaba el municipio- supusieron «un perjuicio económico y material para el interés general de los vecinos y particular de los compradores de viviendas o locales de las urbanizaciones» y, en definitiva, «una trama de presunta corrupción municipal».

Algo que ayer negó una vez más el propio Velasco, que se mostraba «muy tranquilo» y «con ganas de que todo esto se aclare».

Las irregularidades

Como se recordará, la demandante, Milagros Bárcena, dijo en marzo que el juzgado había requerido un informe pericial para incluirlo en las diligencias previas de instrucción en el que se constataba que la promotora de la urbanización Bezana Lago, ´Nuevo Bezana SL´, habría cometido un exceso de edificabilidad de 15.000 metros cuadrados por el que supuestamente ingresó cerca de 10,2 millones de euros, lo que, a juicio de Bárcena, es una prueba de que la constructora «sobrepasó el máximo de edificación permitida al construir locales comerciales en la planta baja de la urbanización y viviendas en la planta bajo cubierta (áticos) que no estaban incluidos en el proyecto de construcción».

Además, según explicó la concejala, en el informe también se recoge que la venta de los locales comerciales podría haber supuesto a la citada promotora «unos ingresos de unos 4,2 millones de euros», en tanto que la de los áticos en torno «a los 5,9 millones».

El convenio urbanístico firmado por Velasco y Rojo Toribio en 1997 para intentar legalizar este exceso de edificabilidad también figuraría en este documento, al igual que la cesión pactada entre la constructora de Rojo Toribio y el Ayuntamiento de Bezana de un terreno conocido como ´Finca de Rada´ y la piscina construida en el interior de la urbanización, todo ello valorado en 458.556 euros y más de 1,5 millones, respectivamente.

Velasco, que siempre aseguró que la denuncia de Bárcena no le preocupaba «en absoluto» y defendió la «absoluta legalidad» de las edificaciones, tendrá hoy la oportunidad de demostrárselo al juez.

Fuente: El Diario Montañés

A %d blogueros les gusta esto: