El juez archiva el caso ´Bezana Lago – Bezana Bella´

El exalcalde, Jerónimo Antonio Velasco, se muestra satisfecho al respecto ya que con ello "se pone fin a cinco años de calumnias e injurias contra mi persona"

Las actuaciones se iniciaron en 2007 por la Agrupación de Vecinos Independiente de Santa Cruz de Bezana. Foto: S.Izquierdo.

El juzgado de Instrucción número 1 de Santander ha decidido archivar el caso de ´Bezana Lago- Bezana Bella´ y proceder al sobreseimiento provisional de las actuaciones iniciadas en 2007 por la Agrupación de Vecinos Independiente de Santa Cruz de Bezana (ADVI) contra el exalcalde del municipio, Jerónimo Antonio Velasco, y los constructores de las urbanizaciones en base a /no aparecer debidamente justificada la perpetración del delito que dio origen a las mismas/.

Aunque el auto -remitido al filo de la medianoche de ayer y dictado el pasado 23 de noviembre- no es firme y, por ello, contempla la posibilidad de interponer un recurso de reforma en el plazo máximo de cinco días, permite de momento al exregidor respirar tranquilo, después de haberse visto inmerso en una investigación que le apuntaba como posible autor de un delito de prevaricación y otro contra la ordenación del territorio al haber permitido supuestamente un exceso de edificabilidad en las urbanizaciones.

Tan es así que hoy por la mañana, al término de Pleno ordinario al que acudió para abordar como portavoz del PRC diversos asuntos relacionados con el municipio, Velasco no dejó de recibir las felicitaciones de varios de los miembros que participaron en la sesión y de asistentes que se personaron como meros oyentes. El exregidor, que aceptaba agradecido los ´enhorabuenas´, los apretones de manos e incluso las ´palmaditas en la espalda´ que sus conocidos le iban profesando, declaró a este periódico sentirse /satisfecho/ por una decisión jurídica con la que /se pone fin a cinco años de calumnias e injurias contra mi persona/.

En este sentido, y no sin antes matizar que hasta ése momento no se había puesto en contacto con su representante legal, aseguró haber tenido en todo este tiempo /la conciencia muy tranquila/ porque /no he dejado de confiar en la justicia/.

Confiado en su inocencia

Como se recordará, la demanda presentada por la portavoz de ADVI, Milagros Bárcena, ante la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) llevó al exalcalde y a la perito que elaboró el informe de la urbanización a prestar declaración por primera vez el pasado mes de mayo en el edificio Las Salesas de Santander, meses después de que lo hicieran los constructores del complejo residencial (en calidad de imputados) y la técnico jurídico y el arquitecto municipal (que aunque fueron reclamados por error en la misma condición que los anteriores, prestaron declaración como testigos).

En su momento Velasco, que dijo a su salida del juzgado llevar años /sin saber que yo era uno de los imputados en todo este proceso/ culpando de ello a un /lapsus administrativo/, declaró a los medios de comunicación tener el pleno convencimiento de ser inocente: /Todos los acuerdos tomados durante mi mandato vinieron respaldados por los informes técnicos y jurídicos favorables/, subrayando, además, que /el convenio urbanístico firmado entre el promotor de Bezana Lago (José Manuel Rojo Toribio) y el Ayuntamiento contó con el visto bueno del Pleno de la corporación/.

Pese a ello, la investigación estaba tratando de averiguar si en ambos complejos residenciales de Santa Cruz de Bezana se había cometido o no un exceso de edificabilidad de más de 15.000 metros cuadrados en espacio bajo cubierta y planta baja que no figuraban en el proyecto y que, en consecuencia, hubieran podido beneficiar a las empresas con en torno los 10,5 millones de euros. En definitiva, se estaban investigando unas construcciones que, según la parte demandante, se habrían construido contraviniendo no solo la normativa urbanística vigente en el momento de la firma del convenio urbanístico (allá por el año 1987), sino también las estipulaciones integradas en dicho acuerdo, en el que se debía haber cedido la piscina construida en el interior de Bezana Lago y la finca de Rada de 18.000 metros cuadrados de superficie al Ayuntamiento.

Sin pruebas

Ahora, el Juzgado de Instrucción número 1 de Santander -que considera a Velasco y al Ayuntamiento como denunciados y a los constructores José Manuel Rojo Toribio e Isabel María Carabaza, imputados- dicta en el auto que /no existe prueba de la ilegalidad de la actuación de los denunciados, baste a estos efectos recordar las manifestaciones de la perito, en el sentido de considerar que no se causa ningún perjuicio a nadie si se cumple el convenio en sus estrictos términos o que no es ningún disparate urbanístico/, ya que /ahora cumple la legalidad/.

Fuente: El Diario Montañés

A %d blogueros les gusta esto: